Trinidad: Ciudad colonial más bonita de Cuba

Trinidad
En Sancti Spíritus, provincia central de la isla, aprisionada entre el Estrecho de la Florida y el Mar Caribe, se encuentra Trinidad: Ciudad colonial más bonita de Cuba, un lugar dónde se aprende a apreciar el gentilicio propio de su gente. 

La ciudad colonial de la Santísima Trinidad es uno de los destinos recomendados para quienes deseen viajar a la isla y familiarizarse con las raíces de una de las expresiones más representativas del modo de ser caribeño, la cultura cubana, caracterizado fundamentalmente por la alegría y jovialidad de sus pobladores.

 

Aquí el código de tu anuncio o contenido destacado

Definirla como la ciudad colonial más bonita de Cuba no es un decir. Se debe a su origen español en el siglo XVI. Durante la Colonia, se constituyeron 15 villas fundacionales en la isla, entre ellas Trinidad, convertida en la Ciudad del Azúcar en los siglos posteriores. Hoy es reconocida como la Ciudad Museo y una de las principales joyas arquitectónicas del Caribe.  

 

Principal atractivo turístico 

La población de la Santísima Trinidad, en la provincia de Sancti Spiritus, atractivo turístico, representa una fuente creadora en la cultura cubana. A la región se atribuye en parte el origen de la “guayabera”, atuendo típico masculino extendido a Latinoamérica y a España (donde se les denomina “cubanas”), y de “La Trova”, movimiento musical alegórico que combina poesía y música.

 

El aspecto de sus edificios coloniales inspira y evocan leyendas e historias contadas o acompañadas por habitantes (quizás por las necesidades propias de la isla) devenidos en taxistas ocasionales, caseros, guías turísticos, o simplemente proveedores informales de servicios, lo que ofrece al turista la posibilidad de hablar y conocer más de lo que habitualmente se cuenta y se dice sobre la Isla.

 

Qué hacer en Trinidad

Tres cosas básicas podemos disfrutar en la Villa de Trinidad, con calles y corredores de adoquines: Visita a los museos de la ciudad; conocer y compartir con su gente; disfrutar de la gastronomía y bebidas.

 

Museos y catedrales: Museo de la Historia, Museo Romántico, Museo Municipal de Trinidad (museo cantero), Iglesia de la Trinidad, convento Franciscano, Casona Iznaga. No puede faltar el Valle de los Ingenios con sus conjuntos arquitectónicos coloniales, testimonio del origen de la tradición azucarera forjada en torno al oro blanco.

 

El gentilicio cubano y caribeño: Se entremezcla la manera de ser alegre, extrovertida, divertida, casi familiar que caracteriza a los habitantes de Cuba, lo que les permite ganarse algunos “extras” al alojar visitantes en casas acondicionadas como hostales, ofrecer servicios básicos y compartir su riqueza cultural.

 

Gastronomía y bebidas: La canchánchara es una bebida con licor, miel y limón; Guarapo de caña de azúcar.

 

Si viajas en grupo o por cuenta propia, lo mejor es asesorarte previamente acerca de ciertas condiciones:

 

  • Tipo de cambio en moneda local (CUP o CUC) ya que unas son para compras cotidianas y otra para turistas.
  • Tipo de cambio: En Euros mejor que US$ por el impuesto que te cobran.
  • Accesorios básicos: linterna, adaptador para enchufes, bloqueador y anti mosquitos, entre otros que no encuentras fácilmente en la Isla.
  • Agua potable: preferible si ingieres envasada.
  • Practica a vivir con conexión limitada a internet (cuando la hay).

About the author

Dejar un Comentario

Noticias relacionadas